Periodo de Adaptación #CancerdeMama #FFpaciente

7:00 Vida Saludable Sí Se Puede 4 Comments





¿Que ocurre, cuando después de casi un año, vuelves al trabajo?

1- Todo el mundo espera encontrar a la persona que se fue en su puesto de trabajo.
2- Tu misma piensas que ya estas preparada.

¿Que ocurre en realidad?

1-La persona que eres es diferente a la que se fue.

No conocemos las respuestas antes que las preguntas Sino que actuamos, vemos los resultados y después hacemos el balance de las cosas que hubiesen sido mejor.

Cuando te detectan el cáncer no te meten directamente en una habitación para operarte, ponerte la quimio, la radio o cualquiera de los tratamientos que te vayan a realizar. Por que no habría ser humano, capaz de resistir ese ataque, físico y mental.

Yo me pregunto;

¿Porqué no existe un periodo de adaptación laboral después del proceso del cáncer? 

Después de un año en el cual los mimos, los cuidados, el calor humano se te ha hecho sentir a cada momento. 

Todo esto se borra en cero coma, cuando decides volver al trabajo. 

No por que sea una mala empresa, no por que tu ambiente de trabajo no sea el adecuado, no por que tus compañeros te hagan imposible la vuelta. No. 

"Si no porque vienes de un tratamiento de un proceso duro" aunque en tu cara luzca la mejor de tus sonrisas.

De repente, tu cuerpo y tu mente tienen que estar al 100% .

Pues yo doy un paso al frente para decir:

Debería de existir por periodo "temporal" una adaptación al mundo laboral después de pasar por un cáncer. 

Poder tener el derecho de solicitar una reducción de jornada.

Por que los que no tenemos hij@s ni mayores a nuestro cargo no se contempla ( ni en excepciones como esta) la de poder cogernos esa reducción.

¡Una vez más, apuesto por las personas!

Mirar por la persona que tenemos al lado, delante, detrás, a nuestra izquierda, derecha, arriba o abajo.
"Y no al papel que le damos o nos da".

Y como dice mi compi Vicky del blog domando al lobo

La adaptación laboral por motivos de salud se llama "baja".

Yo añado: habrá que luchar por cambiar eso.

Feliz fin de semana a tod@s!

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo.
    No se puede pretender que pasemos del negro al blanco automáticamente, como un interruptor.
    Gran testimonio.
    @paparajote

    ResponderEliminar
  2. Hola Ruth! Comparto y entiendo tu lucha, para mi fue un mundo quedarme jubilada con 24 años, y mover cielo y tierra para la dependencia y paga por cotización.
    No sienten empatia ni compasión en esta clase de situaciones. El periodo de adaptación, en diversas circunstancias, es un periodo difícil en las personas, del cual a muy pocos interesa!!!!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Por desgracia es muy cierto que hasta que alguien no pasa por una situación la empatía es una ilusión "óptica". Bravo por plasmar con sinceridad una situación, no sólo la tuya, sino la de muchos. Valiente eres. Un abrazo de los apretaos.

    ResponderEliminar
  4. Yo no me daba de baja por un absurdo sentido de la responsabilidad (irresponsabilidad hacia mi cuerpo), porque no me sustituían y al volver tenía el trabajo acumulado (efecto rebote) y porque mi dra no me daba la baja por los motivos que yo exponía sino otros y pocos días así que no me servía de nada.
    Cuando conseguí la reducción de jornada (por motivos personales porque "por motivos de salud se llama baja"), solo me redujeron horas y sueldo, no me quitaron ni una sola función. Mismo trabajo en menos horas. ¿No reducía jornada por temas de salud? Les salió redondo.
    Al final echaba horas extras, hasta que me plantée que aquello no tenía sentido.
    Empecé a dejar de hacer las cosas de las que me ocupaba y no eran función mía (esas que nadie valora mientras las haces pero que te echan en cara cuando están sin hacer), me levantaba de las reuniones cuando ya no iban a ningún lado porque tenía tarea pendiente y era tiempo que no podía perder, estaba como loca al ordenador cuando escuchaba a los compañeros de chachara en la oficina de al lado... Obviamente mi salud no mejoró con la reducción (de hecho no lo ha hecho en estos dos años sin trabajar).
    Al final me despidieron por motivos económicos (aunque supuestamente es una empresa "en expansión"). Me pagaron lo mínimo, dos años de paro y ahora tirando de ahorros porque la seguridad social es otro tema con el que estoy peleando.
    Y voy a poner un ejemplo mucho más sencillo que una adaptación al cáncer o al lupus (que apoyo totalmente lo que dices, ni eres la persona que eras ni puedes estar al 100% de un día para otro, no es realista).
    Trabajaba en tienda con ciática, sin darme de baja. Dos días duraron las compañeras diciendo que no cargara con cajas, que con estar tantas horas de pie era suficiente y hacía otras tareas. En nada cargaba peso, subía escaleras de mano... y todo lo que tuviera que hacer con la ciática. Porque al final, la gente se olvida de lo que tienes en un par de días (vamos a culpar a esa sonrisa que no se te quita así te abran en canal) y te apañas como puedas. No es su problema. Hasta que lo es.

    ResponderEliminar

Hola! Gracias por tu visita, que tengas un gran día saludable.